Reseña histórica del Instituto John Kennedy

Página 3/5

Tanto Nivel Inicial, como secciones Primaria (EGB I y II), como la Secundaria (EGB III y Polimodal), mantendrían vivo ese espíritu que día a día moviliza a los docentes a compartir con los chicos, en cada hora, en cada aula, eso tan lindo de poder inculcar valores y forjar ante todo buenas personas y estudiantes capaces de insertarse tanto en el mercado laboral como en estudios de niveles superiores.
Tanto en turno mañana como en turno tarde, los citados niveles justificarían todo esfuerzo al servicio de los chicos.
De hecho, el instituto vería pasar generaciones completas de familias, que con el tiempo se convertirían en sólidos ladrillos de esta gran obra.
Una mamá recuerda: “el uniforme no siempre fue de color verde con detalles tela escocesa, como es ahora, cuando yo era alumna, era un delantal azul, mis hijos vienen aquí porque yo estudié aquí y no me olvido del colegio, fue mi casa durante mucho tiempo y les enseñé a los mios a quererla tanto como lo hice yo”.
Con el tiempo, los talleres para los chicos, en diversas modalidades, los ya incontables cursos de capacitación, las actividades curriculares y extracurriculares, los proyectos, las iniciativas y un personal directivo y docente activo, innovador y ante todo compañero y leal, terminarían de configurar un sistema que le permitiría cosechar al Instituto John Kennedy, grandes y resonantes logros en su quehacer cotidiano.
El Concurso Literario “Leopoldo Lugones” es uno de ellos, un evento cultural que lleva décadas y del cual, año a año han tomado parte no solo jóvenes de toda la provincia, sino también destacados hombres de letras de nuestro medio.



IR A PÁGINA 1245+-R